La verdad sobre la ASPCA.

14 Nov

En memoria de Oreo. Fallecido: 13 de noviembre de 2009.

Hace dos años en Nueva York, una perrita  de tan sólo un año, llamada Oreo, fue arrojada intencionalmente fuera de la azotea del sexto piso de un edificio en Brooklyn, por su amo abusador. Oreo sufrió  de fracturas en sus dos piernas  y una ruptura en su costilla. Además, Oreo también presentó signos de haber sido golpeada en el pasado, agregando que varios vecinos del edificio, declararon haber escuchado sonidos de que el perro  era golpeado. La ASPCA acogió al cachorro, cuido de su salud hasta su recuperación y detuvo al agresor. También lo llamaron  “el perro del milagro”.

Pero, el milagro fue de corta duración. De acuerdo con la ASPCA, cuando Oreo se recuperó de sus heridas, empezó a mostrar agresión. Después de una serie de pruebas de temperamento (que fueron grabadas en vídeo, pero que se niegan a hacer públicas), la ASPCA tomó la decisión de matarlo. The New York Times reportó la historia el día antes de la ejecución prevista de Oreo. Un refugio en Nueva York ofreció tomar a Oreo, explicando que tenían experiencia en rehabilitación de perros considerados agresivos y que ofrecían sus cuidados de por vida, incluyendo actividades de socialización y paseos si la rehabilitación no tuviera éxito.

Fueron ignorados, colgaron y mintieron. Y la ASPCA-conocida por haber recaudado millones de dólares a costa de Oreo- en cambio, optó por matar a la cachorrita. Hace dos años, hoy en día, Oreo murió, fue asesinada. No por el abusador del cuál fue víctima,  sino por una sobredosis del veneno de una botella marcada como “Fatal-Plus”, a manos de un burócrata refugio, y por orden del presidente de ASPCA Ed Sayres .

Tras el furor que se desató por la muerte de Oreo, legisladores de Nueva York Estado presentaron un proyecto de ley para evitar que los animales fueran asesinados por los refugios cuando existen alternativas que salvan vidas, ofrecidas por los grupos de rescate.

“Como propietario de un perro y un padre de crianza, de un grupo de rescate de animales, se me rompió el corazón al saber Oreo había muerto. Cuando hay una organización humana de voluntarios  con experiencia en casos difíciles, un refugio debe trabajar con ellos en la mayor medida posible “, dijo uno de los patrocinadores legislativos. “Tengo la esperanza de que la Ley Oreo asegurará que ningún animal esté condenado a muerte cuando haya una alternativa responsable.” (Unas semanas más tarde, y a pesar del escándalo que estalló por la muerte Oreo, Ed Sayres lo hizo de nuevo, matando a un perro llamado Max, a quien un grupo de rescate se había ofrecido a adoptar.

Durante mucho tiempo, los que dirigen nuestros refugios animales, organismos financiados por las donaciones filantrópicas y de dinero de los impuestos -de un público estadounidense amante de los animales -se han negado a reflejar nuestros valores progresistas. Durante demasiado tiempo, han asumido el poder y autoridad para actuar independientemente de la opinión pública, y la voluntad de las personas que han confiado en ellos para hacer su trabajo con compasión, dedicación e integridad. En este momento, al traicionar la confianza una y otra vez, han demostrado que, en ellos no se puede confiar, y que debemos comenzar a regular, de la misma manera que regulan otros organismos que tienen el poder de vida o muerte: mediante la eliminación de la facultad discrecional, que han tenido durante largos tiempos y que les ha permitido frustrar la voluntad del público y matar a los animales que deben ser acogidos.

Lamentablemente, no podemos traer de vuelta Oreo y darle la segunda oportunidad que la ASPCA le negó. Y siempre recordaremos su asesinato a manos de aquellos que se suponía, lo protegerían de un daño mayor, entre muchas cosas un dolor trágico y desgarrador, el principal de ellos. Nada puede alterar ese cálculo. Sin embargo, podemos disminuir la inutilidad de la muerte de Oreo, si aprendemos de ella, y cambiamos nuestra sociedad, de tal manera que evitemos que  una traición como esta, vuelva a suceder.

Mientras Oreo, es el más famoso de todos los animales muertos en el Estado de Nueva York, a pesar de haber contado con una alternativa de rescate. Por desgracia, ni ella, ni Max, son las únicas víctimas. Los Refugios estatales de Nueva York, rutinariamente se alejan de los grupos de rescate y luego dan vuelta y matan a los gatitos y gatos, cachorros, perros, conejos y otros animales que  los grupos de rescate se ofrecen a adoptar. Una encuesta ralizada a nivel estatal de los grupos de rescate, arrojó  que el 72% de los grupos de rescate informaron que se les niega el acceso a los animales, y el 71% informó que los refugios se dieron la vuelta y mataron a los animales en su lugar.

Hoy en día, estamos tratando de traer cordura a la política de Refugios en el Estado de Nueva York, por la aprobación de leyes para hacer de este ilícito. Sin embargo, la ASPCA se compromete a no dejar que eso ocurra. Para defender su posición, Ed Sayre acusó a los grupos de rescate de ser acaparadores y peleadores  enmascarados de perros. Y para legitimar esa posición, él reclutó a Francisco Bautista de Best Friends, Jane Hoffman, de Mayor’s Alliance, y refugios de muerte del Estado de Nueva York,  a repetir esas afirmaciones. Y lo consiguieron. Como su homónimo, la Ley Oreo fue asesinada por la ASPCA. Y el número de muertos ha sido impensable.

Desde que la ASPCA consiguió derrotar a la Ley Oreo, 35.607 animales que  los grupos de rescate estaban dispuestos a salvar, han sido asesinados en su lugar. No es fácil de conceptualizar 35.000 animales muertos. Pero si usted está manejando por la carretera y cada uno de esos cuerpos se alinea a lo largo de un extremo al otro, ese camino monumental de cadáveres se extienden a unos 10 kilómetros de largo. Dicho de otra manera, se podría llenar casi todos los asientos en el Fenway Park de Boston.

Artículo traducido.

Texto Original: Nathan Winograd, 13 de Noviembre de 2011.

Anuncios

Una respuesta to “La verdad sobre la ASPCA.”

  1. rosa mayo 29, 2012 a 12:20 am #

    Por que Argentina esta tan lejos de civilizar a sus ciudadanos, no se debe maltratar a los animales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: