¡PETA RECHAZA EL DERECHO A LA VIDA!

10 Nov

El derecho a la vida es reconocido universalmente como un derecho básico o fundamental. Es básico o fundamental porque el disfrute de la vida es una condición necesaria del disfrute de otros derechos. Un movimiento no puede orientarse hacia los derechos, como PETA reclama que hace, e ignorar el derecho fundamental a la vida. Si se mata a un animal, los derechos del animal devienen irrelevantes. PETA no solamente no reconoce el derecho a la vida, sino también lo ha rechazado diciendo que ellos “no creen en el derecho a la vida” de perros y gatos.

Una preocupación más inmediata es la relación entre los estadounidenses y sus animales de compañía, que puede abrir la puerta a problemas más graves relacionados con los derechos animales. En sus relaciones diarias con sus perros y gatos la gente conoce la personalidad y emociones de un animal, tanto para disfrutar, como para sentir dolor. De este modo aprenden a sentir empatía por los animales. No es rebuscado pensar que las personas que sienten compasión por sus mascotas, con el tiempo y la información correcta sientan simpatía por los animales que sufren en las granjas, en los circos, en los laboratorios, y en otros lugares.

Sin embargo, ahora mismo la organización que se autoproclama defensora de los derechos animales y es la más grande del país, está trabajando activamente para asegurarse de que esa puerta no se abra nunca alegando activa y preventivamente que perros y gatos no tienen derecho a la vida, y que matarlos es una acto de piedad. En mi opinión, esta postura está más allá de la ironía, más allá de la hipocresía. Está más allá de la traición. Es más que obscena.

Independientemente de si crees o no en los ‘derechos animales’, independientemente de lo que pienses sobre temas no relacionados con el refugio animal, creo que la posición de PETA es desquiciada.
Y pese al hecho de que los asesinatos anuales de miles de perros y gatos que comete PETA han sido de conocimiento general entre los líderes de las organizaciones de bienestar animal y de derechos animales del país durante años, la mayoría de estos llamados ‘líderes’ han preferido hacer la vista gorda. De hecho, la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos invita a Newkirk y sus compinches a dar presentaciones en su congreso nacional sobre refugios animales.

Hace dos años Newkirk hizo una presentación con video sobre por qué se debería eliminar a los pit bulls y este año, uno de sus devotos compartió la estrategia de PETA hacia el  “control de daños” y “relaciones públicas” cuando un canil o comunidad que sacrifica, sea desafiada por partidarios del movimeinto No Kill (Sacrificio Cero).

¿Por qué hay organizaciones como la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos (HSUS) que la apoyan? ¿Detestan tanto al movimiento que busca poner fin al sacrificio sistemático de animales en los refugios que representa el movimiento No Kill, que están dispuestos a apoyar a una persona y organización que apoya el sacrificio de perros y gatos? ¿Piensan que el “enemigo de mi enemigo es mi amigo”? ¿La HSUS se siente tan amenazada por el movimiento No Kill (SACRIFICIO CERO), que están dispuestos a apoyar a una organización que parece socavar sus plataformas? Con amigos como estos, los animales no necesitan enemigos.

En mi opinión, la posición de PETA sobre el sacrificio de perros y gatos es irresponsable? Pero en cuanto a la pregunta de por qué lo hacen, no puedo responder como psiquiatra y dudo mucho que Newkirk y sus seguidores se sometan a una evaluación psicológica. Como resultado, temo no tener una respuesta clara, aunque mi opinión personal es que Newkirk sufre de la enfermedad mental de Munchausen por Poder. Y si es así, nunca dejará de matar, a menos que sea obligada a no hacerlo.
La directiva de PETA, los empleados de PETA, otras organizaciones de protección animal y activistas por los derechos animales deben dejar de beber la Kool-Aid de Ingrid Newkirk. Y si lo que quieren es proteger a esos miles de animales cuyas vidas se ven amenazadas por PETA, lo que deben hacer es retirar el apoyo político que implica su asociación con PETA , lo que permite que Ingrid Newkirk siga actuando en lo que yo creo que son impulsos profundamente perturbados que tienen por resultado el sacrificio de animales.
Autor: Nathan Winograd

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: