Una Revolución comienza.

25 Sep

Varios refugios en numerosas comunidades están implementando la Ecuacion No Kill para salvar a los animales. En consecuencia, se están logrando resultados sin precedentes, el salvar más del 95 por ciento de todos los animales incautados en las instalaciones de admisión abierta de control de animales.

La lección fundamental de las experiencias de las comunidades que han puesto en marcha la Ecuación No Kill es que las decisiones tomadas por los directores del refugio son las variables más significativas en si los animales viven o mueren. Varias comunidades han logrado doblar las adopciones y acabado con la matanza en un 75 por ciento y no les ha tomado cinco años o más para hacerlo. Ellos lo están haciendo de la noche a la mañana.

En Reno, Nevada, el refugio local comenzó una increíble iniciativa para salvar vidas que vio aumentar las adopciones hasta en un 80 por ciento y la disminución de muertes en un 51 por ciento en un año, a pesar de tomar en total 16.000 perros y gatos en conjunto.

Además de la rapidez con la que se logró, lo que también hace que el éxito de Reno sea tan impresionante es que la comunidad tiene en más de dos veces el número de animales per cápita que el promedio nacional de los EE.UU. y hasta cinco veces la tasa de las comunidades vecinas y las principales ciudades de los EE.UU. En 2010, el 91 por ciento de los perros y los gatos se salvaron, a pesar de la crisis económica y la exclusión que se ha apoderado de la región. Ellos están demostrando que las comunidades pueden salvar rápidamente la gran mayoría de los animales una vez que se comprometen a hacerlo, incluso en cara de la irresponsabilidad pública o crisis económica. Es consistentes con los resultados en Charlottesville (VA), Tompkins County (NY), entre otros.

Desafortunadamente, muchos directores de refugios permanecen firmes en su negativa a aceptar el paradigma de No Kill. Entre las varias excusas de por qué no se puede hacer, las tres más comunes son: que hay demasiados animales para las viviendas disponibles (“la sobrepoblación de mascotas”), que los refugios no cuentan con una financiación adecuada por parte de los gobiernos locales para hacer el trabajo sin matar, y que la filosofía No Kill es incompatible con sus obligaciones de seguridad pública.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: