El secreto sucio de PETA

10 Ago

La hipocresía es la madre de todos los problemas de credibilidad, y la Gente Para el Trato Ético de Animales (PETA) es un ejemplo de ello. Mientras se quejan ruidosamente de el “trato no ético” de los animales por los propietarios de restaurantes, mercados, granjas, científicos, pescadores y otros  incontables seres humanos, el grupo tiene su pequeño sucio secreto.

PETA mata animales por miles.

Desde Julio de 1988 hasta finales del 2004, PETA mato más de 12,000 perros, gatos, y otros “animales de compañía”–en su cuartel de Norfolk, Virginia. Eso es más de cinco indefensos animales por día. Sin contar a los perros y gatos que PETA castro y esterilizo, el grupo mato más del 85% de los animales que tomo en el 2003 solamente. Y su patrón de “ejecuciones” no parece mostrar signos de cambio.

En su declaración de impuestos federal del 2002, PETA dedujo $9,370 por un congelador gigante, el tipo de congelador que la gente usa para  almacenar carne o helado. Pero los activistas de Peta no comen carne o productos lácteos. Hasta hoy, el grupo no ha confirmado lo obvio–que están usando el congelador para almacenar los cuerpos de sus víctimas.

En el 2000, cuando la Prensa Asociada noto por primera vez las tendencias kevorquianas de  PETA, la presidenta de PETA Ingrid Newkirk se quejo de que cuidar a los animales costaba más que sacrificarlos.

PETA mata animales. Porque tiene otras prioridades financieras.

PETA obtuvo $29 millones en ganancias el año pasado, mucho de ese dinero donado por dueños de mascotas quienes pensaban que sus donaciones ayudaban a los animales. Al contrario, el grupo gasta grandes cantidades de dinero en programas comparando a gente que come pollo con los Nazis, infundiendo temor en niños que toman leche haciéndoles creer que la leche es dañina, reclutando a niños para adoptar su estilo de vida  radical pro–derechos de los animales, e intimidando a hombres de negocios y sus familiares en sus propios vecindarios. PETA también ha gastado decenas de miles de dólares defendiendo a piromaniacos y otros extremistas violentos.

PETA alega que está envuelta en impedir el “exterminio de los animales.” Pero que animales? El quejarse de la futura cena de dos piezas, mientras le administran la inyección letal a cachorritos de perro y gato no es ético. Es hipocresía–con un porcentaje de sacrificios que PETA protestaría si no fueran hechos por ella.

PETA mata animales. Y sus líderes se atreven a sermonearnos.

 

FUENTE: http://www.petakillsanimals.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: